EventosIgualdad de GéneroMinisitio

Seminario ahondó en el rol de las mujeres en la construcción de una economía más sostenible

By 24 mayo, 2021 julio 7th, 2021 No Comments

Programa MinSus de GIZ y Programa Win-Win de ONU Mujeres, la OIT y la Unión Europea organizaron el diálogo intersectorial “El rol de las mujeres en la construcción de una economía más sostenible: experiencias desde los sectores de minería y energía”. El evento online fue abierto al público, se realizó el 20 de mayo y contó con la participación de expertas regionales e internacionales en la materia.

Lunes 24 de mayo del 2021

El diálogo intersectorial “El rol de las mujeres en la construcción de una economía más sostenible: experiencias desde los sectores de minería y energía” tuvo como objetivo visibilizar políticas públicas e iniciativas del sector empresarial con enfoque de género, que promueven la incorporación de las mujeres y la contribución de las mujeres en impulsar soluciones innovadoras y de triple impacto para una mayor sostenibilidad en estos sectores.

El evento, que se desarrolló el 20 de mayo,  fue organizado por el Programa Win-Win, implementado por ONU Mujeres, la Organización Internacional del Trabajo y el respaldo financiero de la Unión Europea; y el Programa de Cooperación Regional para la Gestión Sustentable de los Recursos Mineros en los Países Andinos (MinSus) implementado por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) y el Instituto Federal de Geociencias y Recursos Naturales (BGR), por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ, por sus siglas en alemán).

María Inés Salamanca, Coordinadora de ONU Mujeres en Chile y Especialista de alianzas y movilización de recursos para América Latina, destacó que “para lograr la igualdad de género es fundamental el compromiso de los sectores públicos y empresariales para eliminar las barreras y los obstáculos que frenan la incorporación y plena participación de las mujeres en los diferentes sectores de la economía y niveles de las empresas. El diálogo intersectorial visibiliza cómo sectores tradicionalmente masculinizados se suman al desafío de compatibilizar rentabilidad con sostenibilidad e igualdad de género. En los últimos años numerosos estudios muestran que promover mayor participación de mujeres en área productivas y directivas, aporta a la variedad de perspectivas y contribuye a aumentar la creatividad y la innovación, algo especialmente importante en el ambiente económico cambiante en el cual nos encontramos producto de la pandemia, el cual requiere de soluciones efectivas y el aporte de distintos enfoques”.

El diálogo fue abierto al público, se desarrolló a través de la plataforma Zoom y contó con la asistencia de más de 120 personas. En base a esta actividad, se publicará un documento de posición y resumen, el que se compartirá próximamente y el cual contendrá la relatoría gráfica realizada durante la sesión por la ilustradora uruguaya, Sofia Donner.

Principales conclusiones

Debido a la importancia de los sectores de minería y energía en América Latina y el Caribe, la incorporación igualitaria de las mujeres en estas industrias es una condición esencial para el cierre de brechas y un desarrollo sostenible e inclusivo. Se necesita avanzar de forma más decidida y conjunta en medir y abordar las necesidades diferenciadas de los hombres y las mujeres en el sector ya que ignorarlo pone a menudo a las mujeres en desventaja, e incluso en peligro.

En base a esto es que se realizó este diálogo intersectorial donde se concluyó, entre otras cosas, que la inclusión de las mujeres en los sectores de minería y energía beneficia a todos. Desde una mirada abarcativa, se entiende que el talento no tiene género; la sostenibilidad debe estar incluida como pilar de todas las actividades productivas; se deben fomentar políticas de corresponsabilidad y conciliación; fortalecer y promover el compromiso público y la capacitación; y evitar y luchar contra los sesgos inconscientes.

En el panel moderado por la asesora del Programa MinSus, Cristina Muñoz, se abarcó la importancia de desarrollar políticas públicas en el sector minero-energético de forma inclusiva con amplia participación ciudadana y de las mujeres como ilustra el caso de la construcción de la Política Nacional Minera 2050 de Chile. Las nuevas políticas públicas con enfoque de género en el sector incluyen de forma creciente también una mirada territorial, buscando diagnosticar, mitigar y reparar los impactos diferenciados por género del sector en los territorios. Por otro lado, la irrupción acelerada de nuevas tecnologías, junto con los procesos de digitalización y automatización, genera nuevas oportunidades de una mayor inserción de las mujeres en el sector minero. El control remoto de muchas operaciones permite una mayor participación laboral femenina en igualdad de condiciones a la vez que reduce y mitiga muchos de los riesgos a los que se exponen las mujeres en los territorios extractivos. Sin embargo, surgen también desafíos relativos a la menor representación de las mujeres en las carreras STEM y la brecha digital.

En el segundo panel, moderado por la Coordinadora Regional del Programa Win-Win, Teresa Pérez del Castillo, se destacaron buenas prácticas y ejemplos del sector empresarial en donde sobresalió, entre otras cosas, la importancia de las empresas de adherirse a los Principios WEPs; que el enfoque de igualdad de género permee en toda la empresa y no quede únicamente en los mandos directivos. A su vez, resulta clave contar con liderazgos alineados y comprometidos en la materia, permitiendo realizar mentorías e inspirar a otras mujeres y niñas; impulsar y fortalecer redes de apoyo entre mujeres profesionales en el sector minero-energético e involucrar a los hombres para generar sensibilización y conciencia. Más aún, las presentas actuales y del futuro promueven equipos diversos en todos los sentidos, más allá del género, permitiendo impulsar y promover talento y generar empresas más creativas; a la vez que impulsan políticas empresariales de triple impacto, lo cual incluye: medio ambiente, igualdad y rendimiento como pilares de la transición energética y la descarbonización de nuestras economías.